NoticiasPropiedad Intelectual

Una jornada aborda las peculiaridades de la Protección de Datos para los letrados del Turno de Oficio

¿Qué implicaciones conlleva la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de Derechos Digitales para los abogados adscritos al Turno de Oficio? Esta es la pregunta a la que dio respuesta el Grupo Especializado de Asistencia Jurídica Gratuita y Turno de Oficio del Colegio de Abogados de Granada en una jornada formativa, celebrada el pasado 26 de diciembre.
 
Para ello, la agrupación presidida por Sacramento Gómez Montalvo contó con la ponencia del también letrado Lisardo García Rodulfo, vocal del Grupo de Prevención de Blanqueo de Capitales y Cumplimiento Normativo. En este sentido, el abogado detalló a los asistentes al acto las pecualiaridades que presenta la nueva normativa en Protección de Datos en su aplicación al Turno de Oficio. “Hay una serie de particularidades porque, sobre todo, la asignación no es del cliente, sino que es la Comisión de Justicia Gratuita la que da al profesional que realiza cualquier ciudadano y eso requiere unas pautas que van más allá del contrato de prestación de servicios”, comentó el experto.
 
Además, García Rodulfo advirtió a los letrados de las consecuencias del incumplimiento de la ley, que incorpora un régimen sancionador muy estricto que alcanza hasta los 40 millones de euros. “Hay que tener mucha atención y nosotros, los abogados, somos poco proclives a implantar una serie de cuestiones que nos parecen bastantes arduas de hacer en nuestro despacho”, afirmó el ponente, resaltando que “no se trata de datos, sino de personas y su derecho fundamental a la intimidad” y criticando que estos criterios impuestos a la Abogacía no se están cumpliendo por parte de algunas Administraciones Públicas o grandes corporaciones, especialmente las tecnológicas. “Esto lo están vulnerando de forma brutal por grandes empresas, que están utilizando nuestros datos y llega un momento en el que hay que poner un coto a esto”, aseguró.
Lisardo García Rodulfo