Derecho MercantilNoticias

El futuro Código Mercantil

A punto de iniciar su andadura en las Cortes el Anteproyecto de ley del futuro Código Mercantil, tras un trabajo de más de seis años de la Comisión General de Codificación, bien merece la pena detenernos, siquiera brevemente, en el novedoso y prolijo texto.

Con casi dos mil artículos, el nuevo Código Mercantil integra la legislación mercantil especial dispersa; asimismo viene a regular, con carácter novedoso, normas sobre el régimen jurídico de la empresa, la responsabilidad y la representación del empresario. Igualmente se regulan normas sobre el registro mercantil que incrementa sus funciones y sus competencias y la contabilidad de la empresa. Se integra en el nuevo código normas sobre el transporte terrestre, los contratos de distribución, suministro, franquicia, mediación, contrato de obra por empresa, prestación de servicios mercantiles, bancarios, de financiación, etc.; finalmente se regulan las operaciones en el mercado de valores, las cuentas anuales, la competencia desleal y la libre competencia.

Por todo lo indicado, se va a intentar un código unitario y totalizador de lo mercantil, por lo que se intenta reducir la supletoriedad existente con la legislación civil, incidiendo en una autonomía de lo mercantil.

No solo se intenta esta autonomía respecto al derecho civil sino que además,  se pretende ampliar el ámbito de las actividades económicas al incluirse como mercantil  las actividades agrícolas, la artesanía así como las actividades científicas o artísticas que ejercen los profesionales cuyos bienes o servicios se destinen al mercado. 

Lo que subyace, en el fondo de esta ampliación, al ser la materia mercantil de competencia exclusiva de las Cortes, en aras de la unidad de mercado, es un intento de reforzar la competencia del Estado; dada la dificultad que plantea reforzar la competencia en la regulación civil sobre todo en obligaciones y contratos, ante la competencia concurrente de algunas comunidades autónomas en esta materia. 

Va a ser, sin lugar a dudas, un anteproyecto muy ambicioso en la medida que se intenta confeccionar el primer código mercantil en nuestra historia legislativa y por tanto, polémico; no va a dejar a nadie indiferente, eso de entrada. Veremos si la propuesta avanza o se lentifica como muchos de los intentos legislativos de hondo calado. 

Lisardo García Rodulfo